Saltar al contenido

Cuento: Significado

En sus raíces la palabra “Cuento“, del vocablo latino computus, era equivalente a “Cuenta”. En otras palabras, llevar la cuenta de ciertos hechos, de ciertos sucesos que antiguamente se traspasaban oralmente (ya que la escritura no existía o no era accesible a todas las clases sociales).

El cuentista ha sido pues, en antiguas civilizaciones, el encargado de recordar y llevar la cuenta de los hechos y antecedentes. En este punto tan primitivo de la humanidad, el cuento y el relato casi eran la misma cosa.

significado de cuentos

El Significado de Cuento

Cuando hablamos de un cuento, tradicionalmente, nos referimos a las narraciones de hechos ficticios o reales, realizados por un numero determinado de personajes. Con el foco de la narrativa puesto más en la acción, que en el desarrollo de los actantes o la psicología particular de algún personaje.

Para que quede más clara la definición, esta son las diferencias entre Cuento, Relato y otros tipos de Narraciones:

El Concepto de Cuento, en Comparación con el Relato

La diferencia entre cuento y relato, se ve claramente en las diferentes focalizaciones o puntos de vista. En un relato, el narrador suele tener características más vívidas, experimentantes e internas y el foco suele estar puesto en como este percibe y está en conflicto con el mundo o universo literario donde se desarrolla la trama.

Además, el relato siempre conlleva una tendencia a lo oral, a la literatura oral. En el cuento esto no siempre es así.

La Definición de Cuento en Comparativa con la Novela

La Novela se diferencia del Cuento, más que nada en el tratamiento literario de sus personajes. En la novela (no importa si se trata de una novela corta o larga), el desarrollo de sus personajes es una característica fundamental y hasta definitoria. No existe una buena novela, sin buenos personajes desarrollados.

En cambio, en un cuento, el eje pasa más que nada por la trama. Es decir, por como se ordenan, suceden y nos sorprenden sus hechos.

Otra diferencia, con respecto a los cuentos más tradicionales, es que la novela tiene un carácter acumulativo, expansivo. El cuento, sea o no, cuento largo o corto, es por lo general, de carácter más puntual y más económico.

El cuento, dice Cortázar, como en el boxeo, gana por knock out, mientras que la novela gana por puntos.