Saltar al contenido

Mascotas

En la niñez teníamos toda una serie de mascotas. Mi hermano por parte de madre, tenía una tortuga llamada Lao. Mi otro hermano, Fernando Mosca, apodado el Laucha hasta que terminó el secundario y luego se cambiara el apellido y hasta tal vez el rostro y desapareciera, tenía un perro llamado Ruso y una rata llamada Laly. A pesar de tener distintos padres se criaron como verdaderos hermanos (estoy hablando del Perro y la Rata). Un día pelearon y quedaron enemistados para siempre (hablo de mis hermanos). A diferencia de nuestra concepción moderna, el perro no ha sido a lo largo de la historia tan fiel como se piensa, los romanos por ejemplo, pensaban que el perro se iba con cualquiera que le daba algo de comer; el perro entonces, era un perro traidor (estoy hablando de mi hermano). Un día por sus características caninas, los hermanos se desencuentran y la rata desapareció para siempre…