Saltar al contenido

Se siente feo

Querida Juli, hoy te vi de la mano de Nacho y me enojé y me puse triste y me puse con sueño. Yo no sabía que todo eso se puede sentir al mismo tiempo, pero parece que sí. Se sintió feo como tomar jugo después de lavarse los dientes o como cuando el puré no alcanza a la milanesa. Feo en serio. Yo me imagino que vos me ves y pensás “este chico no ve nada con tremendos lentes” pero te aviso que te equivocás, o sea me pongo los lentes para ver, por eso los uso y veo todo hasta los secretos y Nacho es tonto y no se sabe peinar solo como yo. Mi mamá me peina solo para los cumpleaños y los otros días me peino yo solo no como Nacho que anda con el pelo largo despeinado. Cuando lo vi que te dió la mano se sintió feo, como cuando se murió Boby. Un feo que es feo porque lo que se muere se va y no vuelve. Entonces mis ganas de comprarte gomitas están muertas. Juli espero que me entiendas si no te presto mis lápices, hacés soles muy bonitos y tienen los ojos dibujados lindos como los ojos que tenés vos. Pero aunque tu mamá te dibujó con los ojos lindos mis lápices son míos. No vaya a ser que le andés dibujando soles a Nacho y encima con mis lápices. Soy el primero de la fila pero no tarado nena. No te escribo más porque todavía sos linda. Nacho no se lava las manos después de ir al baño yo lo sé porque yo lo vi.