Saltar al contenido

Tipos de Narrador

Elegir mal el narrador es señal de muerte temprana para el relato. Las clases de narradores varían según la cantidad de información, que quiere dar quien relata los hechos y según el punto de vista, desde el cual, se cuenta la historia

¿Cuáles son las Clases de Narrador para el Cuento o Relato?

La clase de narrador que escoja un escritor, está basada más que nada en 2 cosas casi inseparables la una de la otra:

  1. La distancia, la focalización, que cada tipo de narrador le puede brindar a la historia.
  2. Y el manejo de la información que se le brinda al lector.

Veamos bien de qué se trata:

Tipos de Narradores:

La narración le puede dar al lector más o menos detalles y de forma más o menos directa. Regular bien la cantidad de información, es sinónimo de poder mantener la atención de tus lectores. Entonces:

Tipo de Narrador según la Información:

La información de un relato, muchas veces es usada como un recurso estratégico por los escritores, para mantener la intriga o causar distintas impresiones. Esto se define según el estilo del autor y el género, por ejemplo, en un relato detectivesco será fundamental el grado de información aportado y la forma en que esta se ofrece al lector.

También es un buen recurso para dejar cosas a merced de la interpretación del lector. Es decir, no es necesario explicarlo todo y de hecho es malo (aburrido), hacerlo todo el tiempo. No es por nada que escritores como Borges, propusieran en más de una ocasión, que “las cosas siempre son más efectivas cuando se sugieren que cuando son explicitas”. La sutileza y lo escamoteado de lo que se relata es importante en la tensión de un relato.

Pasando en limpio:

La información que aporta el narrador al lector, está sujeta a las intenciones que tiene el escritor, por esto mismo, la elección del narrador es tan importante.

Para terminar de entender este concepto, revisa los siguientes ejemplos que en Relatos.Cloud escogimos:

A. Narrador Testigo

Esta tipología de narrador posee una focalización externa. Solo puede revelar la información que observaría cualquier persona o personaje que presenciara un acontecimiento determinado (un testigo).

No puede revelar los pensamientos y emociones de los personajes desde su interior como lo haría un narrador omnisciente, a lo sumo puede interpretar sus actos y en base a estos sacar conjeturas sobre los pensamientos y emociones que puede haber tenido algún personaje.

En síntesis, no puede ver más allá de lo que vería el más observador de los testigos.

a.1. Ejemplos del Narrador Testigo

Para evidenciar aún más como actúa un narrador testigo, te mostramos dos párrafos de un mismo relato en el que se combinan dos tipos de narradores. En el párrafo A, el narrador tiene claramente una visión externa, por lo tanto, de testigo.

Por el contrario, en el párrafo B, el narrador describe la interioridad, los sentimientos del personaje y su focalización deja de ser meramente externa, por lo tanto ya no es testigo sino omnisciente (posteriormente, en este artículo, desarrollamos mejor el caso del narrador omnisciente).

“En ese momento J, estaba frente a la góndola de arroces y cereales integrales y recibió la noticia. Dejó la canasta de los víveres con cuidado en el suelo, miró a su alrededor y salió despedida hacia el hospital. [PÁRRAFO A]

Por el camino tuvo miedo de morirse. Morirse sin más. Era un terror indefinible que parecía acrecentarse cada vez, hasta que alguien tocó bocina en un semáforo que había cambiado a verde”. [PÁRRAFO B] Lee el relato corto completo…

B. Narrador Objetivo

Este tipo de narrador tiene una forma de representar los hechos desde un punto de vista impersonales. Su foco es externo y solo muestra las cosas como lo haría, resumiendo a grandes rasgos, una cámara de cine. Esa es la información que revela. Se podría decir que es una especie de narrador testigo pero imparcial (objetivo), que no muestra juicios y solo se limita a contar.

C. Narrador Protagonista

El narrador protagonista percibe el mundo desde una focalización interna, por lo tanto es el más experimentante de todos los sujetos que narran. Esto provoca un efecto de cercanía que es muy utilizado sobre todo en los relatos, no tan así en cuentos y novelas.

Se diferencia del narrador testigo en que el testigo es solo un observador, en el protagonista en cambio, el relato gira en torno a él y a su manera de ver el mundo, en el conflicto o tensión interior que tiene con los sucesos externos.

    c.1. Ejemplos de Narrador Protagonista:

“En los meses de Junio o Julio soñé que una de mis hermanas se enfermaba de algo terminal en la zona del abdomen. El velorio se realizaba directamente en el cementerio. Podía ver su ataúd de madera lustrada y luego a ella con un color pálido y azulado. En ese sueño también estaba mi padre pero no parecía nada preocupado. Tranquilo hijo, me dijo, este sueño no es sobre tu hermana. ” Terminar el relato breve.

D. El Narrador Personaje

Este tipo de narrador es además de tal, un personaje. Y pertenece a las mismas clases de narradores que los dos anteriores. Narrador personaje solo es otra forma de nombrarlos. Ya sea el personaje principal (narrador protagonista) o un personaje secundario que fue testigo y cuenta como sucedieron los hechos, como es el caso de un narrador objetivo y/o testigo.

E. Narrador Omnisciente

El omnisciente es el narrador total o de focalización cero. Conoce absolutamente todos los hechos y aspectos de la trama, tanto pensamientos, como emociones y hechos del pasado, presente y futuro.

    e.1. Características del Narrador Omnisciente

En el cuento clásico, este es el narrador como Dios. Explica o muestra, no sugiere. Los personajes son sus instrumentos dentro de la historia.

    e.2. Ejemplo de Narrador Omnisciente:

“La otra razón es desconocida por ellos y obedece más a una cualidad que el intruso temporal ha adquirido con el paso de los años y que ni él mismo se ha percatado que tiene: ya no es un adolescente. Su cuerpo sí, pero su mente es la de un casi adulto que no soporta el silencio en las reuniones; ese tiempo muerto sin charlas ni acciones (que pueden ser segundos o minutos, incluso horas) y que a los jóvenes los une. Ese “estar al pedo” mirando el tiempo pasar…” Leer el relato completo.

F. Equisciente

Este tipo de narradores utiliza la tercera persona gramatical y suele confundirse con el omnisciente, por tener características similares, pero a diferencia de la tercera persona omnisciente, se diferencia en que el narrador equisciente solo sabe lo que piensa, siente, el personaje principal y no los demás personajes. Usar este narrador puede ser conveniente para hacer que el lector empatice con el protagonista.

Clase de Narrador

Otro factor que prepondera en la narración, es la cercanía y el efecto que se desea causar sobre lectores. Y para esto es importante, elegir desde donde se cuenta el relato.

Según la Persona Gramatical:

Cuando eliges la persona gramatical del narrador, también debes tener en cuenta la cantidad de información que deseas revelar y además, el “como” y la “cercanía” que se deseas tener con el lector en la narración.

1. Narrador en Tercera Persona

La tercera persona permite una visión más amplia. Cuando la historia a contar es grande y se necesitará dar información al lector de cosas que con la primera persona desentonarían o quedarían muy forzadas, se acude a la tercera persona.

Es además la forma más utilizada para despersonalizar lo que se dice. Como en el caso de la mayoría de los discursos políticos, por ejemplo, si el presidente de un país dice: “es necesario este aumento de impuestos”. Y no: “les vengo a subir los impuestos”. Consiguiendo poner el foco de atención en los impuestos y no en el que los ejecuta.

    1.1. Narración en Tercera Persona Ejemplo:

“Está bien, dice F y comienza a dictar lo que parecen partes de un diálogo. J suelta el cigarrillo y comienza a escribir energúmenamente, añadiendo algunas cosas de cosecha propia. Y después de toda una noche de incansable trabajo, ambas, tienen un especie de revelación…” Leer el relato completo.

2. Narrador en Primera Persona

La primera persona bien utilizada suele dar materia viva a los lectores, es decir, es lo más parecido o cercano al relato oral. Es como si alguien te lo contara.

Es la voz narrativa más cercana al lector. Se usa más que nada para hacerle sentir en carne propia, lo que imagina y siente el narrador del cuento o relato.

A diferencia de una tercera persona, o más extremo aún, una tercera persona omnisciente, su visión siempre estará acotada a lo que vea, piense y experimente el relator.

    2.1. Primera Persona, Ejemplos:

“Tengo 16 años y me acabo de pelear con Yesicca, la chica que me gusta. Para colmo la tengo que seguir viendo en mi curso y llevo las de perder. Me gustaría ser mayor. Los mayores deben saber qué es lo que hay que hacer en casos así. Yo escribí un estado de facebook. Por ahora lo configuré para que solo lo pueda ver yo”. Terminar el relato breve.

“La vi a Victoria en el acto del día de la madre y dijo un poema en inglés, la seño Mariana siempre mete el inglés en los actos. Es re linda Victoria con los rulos y los cachetes rosados y el pelo con el viento. Es como un poema en inglés. Yo no sé inglés pero veo lo que ve mi hermanito en el Diney Junior y ahí hablan mitad en inglés y mitad en español…” Terminar el relato breve.

3. Narrador en Segunda Persona

Esta clase de narrador siempre alude al lector, buscando su complicidad y empatía. Utiliza mucho pronombres como: “tu”, “te” “ti”. Son formas muy utilizadas en el neuro-marketing hoy en día, ya que el uso de dichos pronombres son más persuasivos en las ventas.

También es un recurso ocupado por algunos autores para generar el famoso gancho literario. Y si no es utilizado con la sutileza y el tacto necesario, puede hacer que se pierda la naturalidad de la corriente interna de la historia.

    3.1. Ejemplos de Segunda Persona:

“Si no les gusta, vayan y prueben en otro lugar. No es necesario que se queden aquí, así porque sí. Yo también he sido joven y sé que todos los adultos parecemos unos tontos, así que vayan, busquen otro mejor lugar. Y cuando no lo encuentren, pueden volver, que no habrá rencores. Que yo también he sido joven…”

Summary
Tipos de Narrador
Article Name
Tipos de Narrador
Description
Elegir mal el narrador es señal de muerte temprana para el relato.
Author
Publisher Name
Relatos en la Nube
Publisher Logo